Almorzar en la Usach y no morir en el intento: la picá del Parce

Entrada al local del Parce. Fotografía de Catalina Águila.

En la anterior nota hablamos del querido casino de nuestra casa de estudios. Hoy, salimos de las dependencias de la Usach para ir a la calle Ecuador, frente a Finanzas. Esa noble dependencia que me llena de alegría tener que ir cada semestre.

Ahí, a unos pasos de la biblioteca central y entre las fotocopiadoras, se encuentra un local conocido como “la picá del Parce”. Perderse al ir es casi imposible, una motocicleta Scooter roja, del dueño del local, siempre está afuera del recinto de los jugos mágicos.

“La picá del Parce” es un pequeño local de un colombiano, donde se venden jugos naturales de diferentes frutas. Naranja, melón, piña, papaya, mango, maracuyá y otros sabores tanto exóticos como deliciosos, podrás tomar en este local.

Los precios van entre $700 y $900 según el sabor. Se puede elegir un sabor o mezclar dos y tomar los jugos con agua o con leche. Además, se vende completos, churrascos y sándwich para complementar a los jugos.

El Parce, un día cualquiera atendiendo a los usachinos.
El Parce, un día cualquiera atendiendo a los usachinos.

Comúnmente, a la hora de almuerzo, el local se mantiene lleno. La preparación de los jugos es medianamente rápida. Las jugueras trabajan a toda máquina para satisfacer a los clientes, en su mayoría estudiantes.

Lo bueno es el medio de pago. El “Parce” sí acepta tarjeta JUNAEB. El local no tiene horario definido de atención, pero es común verlo abierto desde las 10 de la mañana hasta las 20 horas.

Y como el deber obliga, piña fue el sabor elegido para deleitarnos. Y tras comprobar su sabor exquisito, no queda nada más que recomendar tanto a cachorros como a quienes no lo conozcan aún, que se acerquen a “la picá del Parce”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.