Bruker 400 UltraShield permite a 50 tesistas conocer la estructura de los compuestos químicos

Sergio Alegría junto a la Bruker 400 UltraShield. Fotografía de Ignacio Martínez Puelles.

En el año 2001, gracias a un MECESUP, se pudo comprar tres Bruker 400 Ultra Shield para la Universidad Católica de Chile, la Universidad Federico Santa María y la Universidad de Santiago. Posteriormente, la Universidad de Concepción adquirió una semejante.

La Bruker 400 UltraShield se usa para trasmitir y captar la radiofrecuencia de la muestra. Gracias a esto, se puede determinar la estructura química de los compuestos, exactamente la molécula, siendo este equipo uno de los mejores a nivel mundial para obtener mejor resolución en los resultados.

El equipo está constituido por un imán superconductor permanente que permite calcular la muestra, esto se logra con los materiales cerámicos formados en hilos que se mantienen a la temperatura de hielo liquido (269 grado Celsius bajo cero), sin necesitar electricidad externa.

Para su funcionamiento se debe mantener en frío de forma constante, y se debe cargar cada diez meses aproximadamente 100 litros de helio líquido y todas las semanas 50 litros de nitrógeno líquido, esto último para evitar que el helio se evapore rápido con la temperatura ambiente. En términos económicos, se gasta más en hidrógeno que en helio.

Sergio Alegría, parte de la planta profesional de la Facultad de Química y Biología de la Usach y encargado del laboratorio de la Resonancia Magnética Nuclear (RMN), manifestó la importancia de este equipo por sobre otros.

“Cualquier otra técnica te da una señal por compuesto diferente o por sustancia química en una mezcla, en cambio, en este equipo se da para cada compuesto tantas señales como átomos distintos que hay dentro del compuesto, por tanto es inequívoco para identificar sustancias químicas”.

Actualmente, 50 tesistas de pregrado y postgrado utilizan el equipo para sus investigaciones. Fotografía de Ignacio Martínez Puelles.
Actualmente, 50 tesistas de pregrado y postgrado utilizan el equipo para sus investigaciones. Fotografía de Ignacio Martínez Puelles.

Actualmente, 50 tesistas de pregrado y postgrado utilizan el equipo para sus investigaciones. Por su parte, Ángel Barraza, estudiante y tesista en Licenciatura en Química de la Usach cuenta el uso que le da al equipo.

“Es muy importante, porque me ayuda a determinar la estructura final de una molécula desconocida que no ha sido mencionado en publicaciones científicas. Entonces, si sé su estructura me sirve para saber qué propiedades físicas o químicas tiene y cómo puede reaccionar con otros compuestos”.

En fin, para poder utilizar la Bruker 400 UltraShield, los estudiantes necesitan sacar un certificado que se obtiene en un curso de Resonancia Magnética que imparte la Facultad de Química y Biología, pero en caso de no tenerlo puede utilizarlo bajo supervisión.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.