Convocan a marcha interna por confrontación policial con detenidos y lesionados

Carabineros al interior de la Universidad de Santiago. Fotografía rescatada de ARDE USACH.

Lo que muchos vieron como la primera gran oportunidad para volver a exigir con fuerza las demandas estudiantiles, finalizó con un manifestante atropellado, cientos de detenidos y una represión desmedida al interior de la Universidad de Santiago.

Eso fue al menos el balance que muchos estudiantes realizaron, que motivó la convocatoria de una marcha interna en la Usach. Un contraste del antes y después de la marcha denominada “Chile ya decidió”. Pero, ¿qué desencadenó esta situación?

La jornada de movilización inició en Plaza Italia pasada las 11 de la mañana y se extendió hasta calle Echaurren, en Metro República. Según las autoridades, fueron 30 mil los manifestantes mientras que la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) cifró en 120 mil.

Estadísticas dispares. Lo cierto es que la marcha por Alameda dejó 180 detenidos, 50 de ellos menores de edad, por concepto de desórdenes.

El momento de mayor tensión fue el atropello por parte de un carro policial a un estudiante de la Universidad Arcis, afuera de dicha casa de estudios. Se trata de Christian García, quien habría sido atropellado incluso en dos ocasiones según testigos. El joven de la Facultad de Artes fue intervenido en la Posta Central, debido a las diversas fracturas que le provocó el móvil de Fuerzas Especiales de Carabineros.

Incidentes en la Usach

Si bien el trayecto de la marcha contemplaba hasta calle Echaurren en Metro República, la manifestación se extendió hasta las dependencias de la Universidad de Santiago donde se evidenció una mayor confrontación policial.

Los usachinos presentes en la instancia acusan un actuar violento de la policía uniformada, que incluso ingresó al campus lanzando bombas lacrimógenas. Denuncian que efectivos de Fuerzas Especiales habrían golpeado a estudiantes, luego de solicitar aparentemente controles preventivos de identidad.

Uno de los detenidos fue el presidente de la Feusach, Juan Pablo De la Torre, quien resultó con heridas visibles en su rostro que debió constatar en la Posta Central, siendo derivado posteriormente a la 4° Comisaría de Santiago.

Esta situación incluso llegó a la Intendencia Metropolitana. La intendenta, Karla Rubilar, aseguró que el rector Juan Manuel Zolezzi solicitó el actuar de Carabineros ante la presencia de estudiantes secundarios que se refugiaron en la universidad. 

Marcha interna

Pero fue el actuar de Fuerzas Especiales lo que provocó la indignación de un importante porcentaje de los estudiantes usachinos, quienes convocaron a una marcha interna por la universidad.

Parte de esa indignación es motivada por la autorización de Rectoría, que permitió el ingreso de efectivo policial al campus.

Mediante un comunicado, Juan Manuel Zolezzi argumentó que “un grupo de personas ingresó a la fuerza al campus cometiendo desórdenes y atentando contra los bienes públicos institucionales. Esta situación fue tornándose cada vez más violenta, y según el diagnóstico entregado por la Fuerza Pública, se decidió solicitar la ayuda para restablecer el orden en el sector de la entrada principal”.

Sin embargo, reconoció que hubo “violencia desmedida” condenando el actuar policial. La máxima autoridad universitaria anunció la toma de acciones legales, para presentar una querella por violencia excesiva e innecesaria. 

Palabras que por supuesto no cayeron nada de bien en la comunidad usachina, que convocó para este viernes una marcha interna que iniciará a las 12.50 horas en la Escuela de Artes y Oficios (EAO), con punto culmine en la propia Rectoría, para manifestar el descontento ante “la violencia y el abuso policial”.