El inicio de una huelga que solo pide un trabajo digno

Los trabajadores de aseo y jardines en su primer día de huelga. Fotografía de La Coyuntura.

Los estudiantes que en horas de la mañana transitaban por el primer patio de la Escuela de Artes y Oficios no entendían por qué se encontraba lleno de basura. El sector estaba sucio y rodeado de latas, botellas, bolsas y papeles, al igual que el Foro Griego un viernes por la tarde.

Sin embargo, esta vez no fue una fiesta ni menos un carrete. Se trata de la huelga iniciada este miércoles por los trabajadores de aseo y jardines de la Universidad de Santiago de Chile, quienes demandan mejoras laborales además de terminar con la subcontratación que históricamente han sido sometidos.

Desde temprano y agrupados en el Sindicado de Aseo y Jardines, se reunieron en el interior del plantel para organizar las acciones a seguir, luego que la universidad se negara a interceder en la negociación colectiva llevada a cabo por los trabajadores.

Desde temprano los trabajadores se agruparon para organizar la huelga. Fotografía de Sindicato Aseo y Jardines - Usach.
Desde temprano los trabajadores se agruparon para organizar la huelga. Fotografía de Sindicato Aseo y Jardines – Usach.

Entre las peticiones de los encargados del aseo y jardines de la Usach está el aumento del sueldo base, la adquisición de nuevos materiales de trabajo, terminar con los descuentos del bono de asistencia que resta alrededor de 40 mil pesos del sueldo mínimo, y que se cancele el último día hábil de cada mes.

“Continuaremos con esta huelga hasta que nos suban el sueldo”, dijo una de las trabajadoras que este miércoles participó de la movilización.

La huelga se aprobó el pasado 21 de octubre tras obtener un 92,5% de adherencia. Organizados a través del Sindicato de Aseo y Jardines, denuncian una precaria gestión laboral por parte de la empresa subcontratista Servicios Chile S.A. y Prestación de Servicios Integrales S.A.

Tras la votación de la medida de presión, se inició un proceso de buenos oficios consistente en cinco días de intenso diálogo. Sin embargo, la Comisión Negociadora de los trabajadores finalizó esta etapa al no llegar a un acuerdo con la empresa.

Ensuciar toda la universidad fue el llamado de los trabajadores subcontratados. De hecho, volvieron a llenar de basura la entrada de la Rectoría, sin embargo, en horas de la tarde el lugar ya se encontraba limpio. 

Tal como señalaron los trabajadores, la movilización continuará hasta que la universidad y la empresa subcontratista entreguen una respuesta satisfactoria a los trabajadores. Mientras tanto, seguirán con la huelga y realizando otras acciones dentro del plantel.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.