Fútbol Usach venció a la “UC” y se ilusiona con cambiar la historia en el Fenaude 2018

Vuelven a sonreír en casa. La selección masculina de fútbol Usach venció por 2-0 a la Universidad Católica y consiguió su primer triunfo como local por el torneo metropolitano de la Fenaude. Bastián Reyes y Felipe Catalán anotaron para el conjunto de Estación Central. 

Previo al duelo con la UC, los leones usachinos derrotaron por 8-1 a la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM) en condición de visitante. Ambas victorias le permitieron sumar ocho unidades y, de momento, escalar hasta la tercera posición del torneo metropolitano. Sin embargo, el objetivo aún está muy lejos. 

El técnico de la Usach entregando instrucciones (OG / Fenaude Metropolitana).

Juan Gutiérrez, director técnico del elenco, no mira los números. “Vamos partido a partido. Siento que nuestro equipo ha sido un poco irregular, pero ningún rival nos ha dominado o ha sido mejor que nosotros. Hemos perdido partidos más por errores propios que por méritos del adversario. La propuesta deportiva que tenemos es muy interesante y lo que hemos jugado no se refleja en los puntos que tenemos“.

En la primera fecha de la competencia, la Usach derrotó por 3-1 como visitante a la Universidad Católica. Sin embargo, la mala inscripción de un jugador les quitó los tres puntos. “Perdimos tres puntos por una irresponsabilidad mía y eso es lo que hay que recuperar. Llevamos dos partidos ganados y debemos trabajar muy bien para vencer a la Andrés Bello, un rival al que nunca se le ha ganado”, destaca Gutiérrez.

No se equivoca. Este viernes la Usach será visitante ante su bestia negra: la Universidad Andrés Bello (UNAB). La única institución privada de la competencia es el líder con canasta completa. Cinco duelos jugados y cinco victorias. 

Bastián Reyes -izquierda- y Nelsón Duque – derecha (OG / Fenaude Metropolitana).

La renovación usachina

Por primera vez en lo que va del año, Nelson Duque celebra por partida doble. El estudiante de Periodismo no esconde su alegría tras el triunfo sobre la Universidad Católica. Su portería no recibió ninguna anotación. “Eso es lo que el equipo quiere, lo que esperamos. Ganar y terminar con el arco en cero”, señala el oriundo de La Florida.

Duque es uno de los rostros nuevos que tiene la selección. El año pasado ingresó por cupo deportivo, pero no tuvo regularidad y tampoco viajó al torneo nacional en Antofagasta. Hoy la realidad es muy distinta, es titular indiscutido y muestra, partido a partido, sus condiciones. “Fue complicado porque el año pasado no jugué nada. Creo que me he adaptado bien, me falta entrenar más, pero ha sido un proceso largo que ahora está dando frutos”, acota. 

Además de Nelson Duque, otro que atrae miradas es Bastián Reyes. El ex cadete de Cobreloa y Universidad Católica, ha sido pieza fundamental en la ofensiva usachina. Es rápido, encarador y además es el goleador del equipo. “El primer año que entré a la universidad estaba entrenando con el primer equipo de Barnechea. En el segundo año me lesioné y tuve que dejar de jugar. Y ahora me incorporé de buena forma al equipo”, sostiene el estudiante de Administración Pública. 

Bastián Reyes festeja con su brazo en alto un gol usachino (OG / Fenaude Metropolitana).

Juan Gutiérrez no duda en valorar el aporte de ambos jugadores en el equipo. “Nos dieron renovación. Duque ha ido de menos a más y Bastián Reyes nos dio una posibilidad por la izquierda, de velocidad y gol. También destaco el regreso de Nicolás Garcés -defensor-, además de algunos jugadores que integramos tras observarlos en La Liga Usach”, señala.

Hoy tenemos un equipo más competitivo, los que estaban atrás se dieron cuenta que, si no subían el nivel, no iban a jugar. Ya no tengo un equipo de siete u ocho jugadores. Tengo 17 o 18 jugadores de muy buen nivel y que se han ido acoplando. La gente que se ha sumado le ha dado un valor agregado y ha producido una competencia. No tenemos un equipo, sino un plantel”, concluye el estratega. 

Cuatro partidos le restan a la Usach para sumar la mayor cantidad de puntos posibles. La misión es quedarse con uno de los tres cupos para el torneo nacional que se jugará en Talca. Un objetivo lejano, pero no imposible.