Hace falta: el “siestero” que ilusiona a los usachinos

Afiche del "siestero", creado por David Almonte.

Todos los estudiantes quieren un lugar para descansar en su universidad. Eso es algo 100% confirmado. Lamentablemente, no existen los espacios para hacerlo, a menos que se utilice la biblioteca o alguna sala para reposar.

Sin embargo, esto es un problema que el cachorro de Ingeniería de Ejecución en Computación e Informática, David Almonte, quiere cambiar. Motivado por la necesidad de reponer energías para enfrentar exámenes largos que se realizan muy tarde, es que nace la idea de crear un “siestero”.

“Con mis compañeros estábamos cansados de tanto estudiar o del traslado, y no podíamos volver a nuestras casas siendo que hay compañeros de regiones. Ellos dormían en la biblioteca para descansar”, comenta Almonte. Él es el creador de esta iniciativa que publicó en el grupo de Facebook “Cachorros Usach 2016”, y que en pocos días alcanzó más de 100 interacciones.

David Almonte
David Almonte

Para realizar el proyecto, el cachorro asegura que necesita desarrollar la idea con el apoyo de sus compañeros y profesores, para así presentarla a Rectoría. El joven plantea que el mejor espacio para instalar el “siestero” es en la Escuela de Artes y Oficios (EAO), por tratarse de un lugar céntrico, lejos de protestas, y cercano a las carreras de Ingeniería.

Y mientras usa como ejemplo a empresas del tamaño de Google o Dropbox, que posee lugares para dormir, no pierde las esperanzas de replicar la iniciativa en el plantel. De hecho, indica que tiene a tres compañeros interesados en su propuesta, siendo una de ellas integrante de la actual Federación de Estudiantes de la Universidad de Santiago de Chile.

“Me gusta que los estudiantes confiemos para proponer este tipo de proyecto. Me gusta el apoyo que está dando La Coyuntura y las tres personas que me apoyan vía virtual”, sentencia.

Una idea utópica

Pese a que es una buena iniciativa, para los demás usachinos es poco probable que se construya un espacio para dormir en el plantel.

Para el estudiante de cuarto año de Pedagogía en Física y Matemáticas, Álvaro Jara, el proyecto necesita de una gran inversión. “La idea no es mala, pero se necesita material para construir una sala aparte. Con cuea construyen salas para que los estudiantes estudien y van a construir un siestero”, señaló. Además, precisó que la seguridad es primordial para evitar robos. “El mejor lugar sería en los Pastos de Ciencias, pero la idea es bastante utópica”, señaló.

Opinión similar tiene el cachorro de Ingeniería Civil en Informática, Maximiliano Arévalo. “Es una buena idea pero no creo que la propuesta sea considerada, ya que hay lugares que no se han podido arreglar para mejorar las condiciones de las clases”. A pesar de ello, coincide en que es necesario un espacio. “Deberían preocuparse de los alumnos de afuera. Soy de región y muchas veces cuando voy temprano no hay un lugar para descansar”, señaló.

“Siesteros” en planteles

Algunos planteles que cuentan con mayores recursos o mejor infraestructura, tienen un espacio destinado exclusivamente para “tomarse una siesta”. Todo sea para reponer energías en las largas jornadas de estudios o trabajos.

El estudiante de Diseño de Juegos Digitales de la Universidad Andrés Bello, Yonatan Cortés, aseguró que en su casa de estudios existe un lugar habilitado para dormir. Uno de ellos está ubicado en la sede La Casona, de Las Condes, y consiste en una sala con sillones donde pueden descansar, indicó.

“La iniciativa sirve demasiado. El amigo debería seguir con la propuesta, porque sería un gran beneficio para todos”, sentenció Cortés.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.