Lo que debemos evitar: las publicaciones falsas

La Coyuntura.

Cada vez que publicamos información relevante, nuestros lectores la valoran. La contingencia obliga a los medios de comunicación a estar atentos, para que ante cualquier eventualidad sea difundidos con la menor tardanza, de la manera más fidedigna posible.

En muchas ocasiones, la inmediatez castiga a las plataformas informativas. Aun así, pese a que los medios procuran respaldar los datos, existen vacíos que empañan con errores todo el trabajo realizado. Así quedó demostrado recientemente con una publicación del diario La Tercera, que lamentó la publicación de entrevistas realizadas por una corresponsal chilena radicada en España a expresidentes, que resultaron ser falsas.

Las fuentes son primordiales en la información, son el soporte del periodismo. La veracidad es el resultado del correcto uso de estos recursos, y manipularlos infringen la ética de la profesión. Casos como La Tercera pueden evitarse.

En los medios de comunicación existen mecanismos para corroborar los datos y el respaldo de fuentes contribuye a aquello. Recopilar la información para luego redactar es parte de la labor del reporteo, y para garantizar que sea fidedigna, la colaboración de los lectores y sociedad es fundamental. A pesar de todo, los medios existen para el público.

Desde su fundación, La Coyuntura ha procurado velar por un periodismo responsable, que esté al servicio de los lectores. Hasta ahora, errores como el caso de La Tercera se han evitado, todo gracias a los mecanismos de respaldo, encabezados por el Comité Editorial. El compromiso de todo medio de comunicación es ese: la veracidad.

Es por esto que en La Coyuntura rechazamos las malas prácticas periodísticas, con la noción de que lo ocurrido con La Tercera no es el primer ni último caso. Sólo la rigurosidad y el profesionalismo pueden evitar estos enormes errores, en que la ciudadanía tiene el derecho a criticar. La confianza en los lectores se obtiene con un trabajo serio, y es esa confianza que nuestro medio se esfuerza por conseguir. 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.