En marzo comienza la construcción de sala cuna, pero ¿qué pasará con AEDA?

La agrupación se dedica al cuidado y rehabilitación de los animales. Fotografía de AEDA

Sin duda que la construcción de la sala cuna y jardín infantil beneficiará a toda la comunidad universitaria. Se trata de un proyecto esperado por años que iniciará en marzo del 2017 y finalizará con la inauguración del lugar a fines del próximo año.

El lugar donde emplazarán la edificación será en una casa de avenida Ecuador, frente a la entrada principal del Estadio Usach. Sin embargo, en ese espacio no solo está un hogar, sino que allí opera la Agrupación de Estudiantes por la Defensa de los Animales (AEDA).

A comienzos de este año, la Universidad informó a los integrantes sobre la construcción de la sala cuna y al mismo tiempo les comunicaron que serían desalojados del lugar donde trabajan. Fueron meses de incertidumbre donde los estudiantes no sabían a qué lugar irían, y las dudas crecían sobre todo a la hora de entablar diálogo con las autoridades del plantel. Sin embargo, en la actualidad el panorama cambió tras la llegada del nuevo Vicerrector de Apoyo al Estudiante VRAE, José Miguel Araya.

“Con la Universidad hemos entablado diálogo desde inicios de este mes y hemos avanzado bastante en ese aspecto, porque con la administración anterior (el ex Vicerrector de Apoyo al Estudiante, Manuel Arrieta) no habíamos podido generar un consenso”, dijo a La Coyuntura Carolina Curilef, alumna de cuarto año de Pedagogía en Historia y voluntaria de AEDA.

Tras conversaciones con la VRAE, la Universidad otorgará un espacio dentro del Estadio Usach para emplazar de manera temporal el canil. Será un recinto de 140 metros cuadrados, menos de la mitad del actual espacio que comprende 300 metros cuadrados, hasta que se concrete el traslado definitivo a una casa que la universidad compró en Avenida José Joaquín Pérez.

“De no tener nada, ahora nos están reubicando temporalmente en el canil que se va a encontrar en el estadio”, señaló la estudiante.

A pesar que el plantel ya tiene un lugar definitivo para AEDA, la solución no deja del todo satisfechos a la agrupación, dado que el espacio se encuentra bastante lejos de la universidad. “La nueva ubicación es fuera del campus universitario, por lo que nos complica bastante como agrupación para continuar con el rescate o cuidado de los animales. También por un tema de tiempo de los mismos voluntarios, quienes en sus tiempos libres acuden a ayudar. El nuevo lugar del cual no tenemos muchos antecedentes es retirado, de poco acceso y tenemos que evaluar esa posibilidad de traslado”, añadió Curilef.

“La universidad se comprometió a entregar el lugar ordenado, bajo condiciones óptimas que nosotros estimamos conveniente. Dependiendo de eso, se haría el traslado”, afirmó la estudiante.

Sala cuna: una gran oportunidad

Pese a todos los problemas, los integrantes de AEDA están conscientes de la ayuda que significa emplazar una sala cuna en el plantel.

“Consideramos que es una gran oportunidad para las y los estudiantes usachinos. Es una ganada importante. No obstante, nos quedará la pregunta de por qué la selección del lugar, siendo que está igual lejano a las dependencias, y por qué los hijos de estudiantes no pueden utilizar la sala cuna que hoy usan los hijos e hijas de funcionarios. Pese a todo, estamos muy contentos y contentas, es una gran oportunidad. Eso sí, lamentable como se dio”, sentenció.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.