¿Qué hacen los estudiantes para reutilizar desechos? Por una comunidad consciente

Contenedor de materiales electrónicos reciclables en el Edificio Recicla. Fotografía de Constanza Valle.

Ya se ha convertido en una realidad que el uso de espacios comunes en el campus universitario no sean tratados con responsabilidad y cuidado. Los factores que explican este comportamiento son varios, pero se apunta a uno en específico, como lo es la falta de educación. Sin embargo, en la Universidad de Santiago existen unidades y organizaciones que, además del aseo y ornato, promueven la reutilización de los desechos.

En La Coyuntura, quisimos saber cuáles son los objetivos de estas unidades y organizaciones, en qué están actualmente. Un punto en común que tienen los protagonistas de esta nota, es que creen que los mecanismos de difusión y la coordinación entre ellos mismos, son clave para un eficiente funcionamiento.

Nace de una conversación de amigos

Conversamos con los chicos de Recicla USACH, organización sin fines de lucro que nace por la necesidad de tener un espacio para reciclar en la Facultad de Administración y Economía (FAE). El año 2016, surgió la idea en una conversación de amigos.

Primero partió como iniciativa de estudiantes de auditoría, luego llegó hasta oídos de Ingeniería Comercial, para terminar trabajando conjuntamente con Administración Pública. Las tres carreras de la facultad organizadas para tener un espacio más verde y consciente.

Partieron reciclando botellas de plástico (PET 1), papel y envases tetra pack. Los contenedores fueron instalados en conjunto con el Programa RSU (Responsabilidad Social Universitaria), programa adscrito al Acuerdo de Producción Limpia. Este acuerdo tiene por objetivo aplicar producción limpia a través de metas y acciones específicas.

El reciclaje inclusivo, en el caso de nuestra casa de estudios, consiste en contratar servicios de recicladores de base, que antes eran cartoneros. Así, con el reciclaje pueden mejorar su situación económica.

Edificio Recicla de la Facultad de Administración y Economía. Fotografía de Constanza Valle.

¿En qué están ahora?

En la actualidad, están en época de reformación. La cantidad de voluntarios ha caído considerablemente, pero se invita a la comunidad a acercarse cuando los vean en los stands de agrupaciones universitarias. Ellos quieren lograr que las personas por cuenta propia se hagan responsables de sus desechos.

Además, han tenido participación activa en cuanto a la instalación de los puntos verdes en la USACH. Los puntos verdes, de acuerdo al Ministerio de Medio Ambiente, son instalaciones de menor tamaño acondicionados para la recepción de diversos elementos reciclables que, de acuerdo a la cadena de reciclaje del lugar, opera con un rango de materiales claramente establecidos.

A diferencia de un Punto Limpio, este se caracteriza principalmente por no contar con personal de recepción de material reciclable, además de tener un volumen de material a contener mucho menor, requiriendo retiros regulares durante la semana.

Por ahora, este proyecto tiene sus espacios delimitados, pero aún faltan las gráficas y contenedores. A veces la burocracia no funciona, por ende, solo queda esperar y autoeducarse para cuando llegue el momento de tenerlos en la universidad.

Para terminar, su meta es seguir profundizando en la regla de las 3R: reducir, reutilizar y reciclar.

Es muy importante que, para que estos proyectos funcionen, sea activa la participación y compromiso de las autoridades, pues de ellos depende proporcionar los recursos y espacios para este tipo de iniciativas, que son en beneficio de todos.