Psicodrama, cuando el teatro y la psicología se unen para ayudar a las personas

En el psicodrama se utilizan los recursos del teatro y la psicología para realizar procesos psicoterapéuticos. Fotografía de Verónica Vásquez.

Dentro del área de la psicoterapia, se encuentra un método de trabajo que mezcla técnicas del teatro con la psicología para fines terapéuticos y pedagógicos: el psicodrama.

Creado por el psiquiatra rumano Jacob Levy Moreno a mediados del siglo XX, este procedimiento utiliza como recurso expresivo –además de la palabra– el cuerpo, el espacio y la interacción con los demás. La espontaneidad y creatividad renacen entre quienes lo practican, para representar algún tipo de problema que aqueja a las personas.

Al realizar psicodrama, se explora, comprende, modifica la imagen y la relación existente con la realidad. Permite amplificar, a través del trabajo con escenas, una situación preocupante y relacionarla, para dar paso al significado de las acciones y meditar lo que está pasando. Una de las técnicas más utilizadas es el uso de juegos de roles –representaciones– ya que permiten visualizar e impactar a quienes practican este método. Así lo explica Verónica Vásquez, psicóloga clínica especialista en terapia de grupo de la Unidad de Promoción de la Salud Psicológica, de la Universidad de Santiago de Chile.

Las sesiones de psicodrama comienzan con actividades destinadas a sensibilizar y disponer al grupo para explorar aspectos personales e interpersonales, a través de la interacción con sus pares. Es así como dentro de este proceso emerge un protagonista, quien ofrece a sus compañeros una situación necesaria de ser abordada y que es puesta en escena. A través de las instrucciones dadas por el terapeuta los participantes representan el contexto, exploran y analizan lo descrito, para así ayudar a destrabar las complicaciones que aquejan al protagonista.

La psicóloga del plantel, señala que el psicodrama se define como “un método que sirve para sondear la verdad del alma y descubrir aspectos acerca del funcionamiento de las personas. Ayuda a detenerse, focalizarse, y meterse en lo que pasa”. Con el psicodrama, se ven beneficiadas las personas que cuentan con dificultades en el ámbito interpersonal, aquellas que son muy inhibidas y racionales, y que tienden a bloquear sus emociones.

La especialista del plantel señala que este método es muy movilizador emocionalmente por lo que es necesario aplicarlo en momentos específicos dentro de un proceso y con cuidado. En algunos casos, es fundamental un apoyo extra, para que así puedan completar el método y encontrar una solución a su problemática.

En la actualidad, la Unidad de Promoción de la Salud Psicológica utiliza el psicodrama en las sesiones con los pacientes como procedimiento de ayuda en las atenciones psicoterapéuticas. Se usa en ocasiones especiales, por lo que es de gran apoyo para las personas que requieren de atención psicológica.

Una vez ahondado en este método, el psicodrama aumenta la confianza y aceptación de uno mismo, permite el encuentro y desarrollo de la empatía, y facilita el proceso de búsqueda de soluciones a los problemas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.