Profesor Román: “Soy reconocido a nivel universitario por honesto”

El profesor Eduardo Román ha dejado su cargo. Ya no es el director de la Escuela de Periodismo Usach que por cuatro años administró. Pero no se encuentra retirado, pues ahora es el Director del Magíster en Ciencias de la Comunicación.

Justo el día en que Román abandonaba su oficina para entregársela a Pedro Reyes, “La Coyuntura” no quiso dejarlo ir sin antes realizar un resumen de su gestión y de las movilizaciones estudiantiles.

Un ex director siempre tiene mucho que hablar.

“Logramos subirle el pelo a la escuela”

“En esta escuela, cuando ingresé, ninguna sala tenía proyectores, habían menos muebles, los laboratorios tenían computadores antiguos, las cámaras en televisión eran VHS. Hoy, todas las salas están renovadas”. Así argumentó Eduardo Román, quien aseguró que ante el aumento de estudiantes en los últimos años, él debió remodelar la Escuela y actualizarla acorde a las nuevas demandas.

“Los paros no logran ninguna cosa”

Los paros, para el profesor Román no sirven. Si se habla de infraestructura o cambios, “la mayoría de las platas son gestionadas por la Escuela. Existen dos tipos de ingresos: uno que maneja la Prorrectoría del cual no tocamos ningún peso, y otro que maneja la Escuela que se genera por programas como el magister, diplomado, vespertino, etc. Toda la inversión la hemos generamos con esa plata”, aseguró Eduardo Román.

“Esta administración fue altamente exitosa en todos los planos”

Aunque existen problemas de infraestructura como la falta de baños, la remodelación de una biblioteca que comenzó semanas después del paro de este año -a pesar que Román aseguró que el inicio de dicha restauración responde a una planificación que coincidió con la movilización-, algunas salas sin techo, caída de aguas servidas en el zócalo u horarios mal organizados, aun así el profesor Eduardo Román está convencido que durante su gestión, la Escuela mejoró un 100% en comparación al trabajo de su antecesor, el doctor Héctor Vera.

“Todas las otras escuelas tienen problemas con la sala, pero nosotros estamos cambiando los muebles. Si los otros tienen problemas con los laboratorios, nosotros tenemos todos los laboratorios con instalaciones nuevas. ¿Por qué nosotros podemos? Porque no nos robamos la plata. ¡Mira qué sencillo!”, comentó Román.

“Estoy enojado porque hubo mala leche”

Al consultarle al profesor Román si ha sentido que los estudiantes han sido injustos con él, señaló que no, pero aseguró estar “enojado porque hubo mala leche. Lo que me preocupa es que hicieron una publicación con datos falsos. El primer deber que tiene un periodista es constatar las fuentes. Si me hubieran preguntado por los datos se los hubiera dado. Puedo desmentir todas las afirmaciones que están ahí”, comentó.

También, no dudó en indicar que “soy reconocido a nivel de toda la universidad por honesto. He sido vicedecano y me quieren llevar a otros lados porque me consideran honesto”.

El profesor Eduardo Román fue director de la Escuela de Periodismo durante el período 2012- 2015 / Miguel Ramírez para La Coyuntura.

“A la profesora Ana María Egaña no la conocía”

Ante las dudas, Eduardo Román afirmó que la profesora Egaña ingresó a la Escuela durante la gestión del doctor Héctor Vera. “No la conocía. Quien hizo todo el trámite para integrarla fue el profesor Vera, y yo no tengo nada que ver con ese período. Por lo tanto, todos los cargos y acusaciones que hay contra mí son falsas”.

“Hemos tenido mala comunicación”

Pero dentro de sus logros, también reconoció sus errores. “Siento que hubo mala onda porque hubo rumores y falsedades entre estudiantes, pero también ellos han sentido lejanía comunicacional. Hemos tenido mala comunicación”.

En una Escuela de Periodismo, es anecdótico que un ex director señale que “la mayor debilidad que nosotros reconocemos es la comunicación”. Pero advirtió que la nueva dirección tendrá problemas de comunicación porque es muy difícil lograrla.

“La malla nueva es tan buena que la aplaudieron de pie”

Una de las críticas que debió enfrentar Eduardo Román fue la implementación de una nueva malla curricular con menos asignaturas y horas académicas.

“Entre los rumores dijeron que la malla es menos crítica, menos teórica… puras tonteras. Esta es una malla profesional que costó varios millones de pesos. Participaron todos los profesores del cuerpo académico, estudiantes y funcionarios de la Escuela” respondió Román al defender la nueva malla.

Además, Román aseguró que “esta malla es tan buena y tan bien hecha, que a mí me tocó participar de un congreso donde estuvieron todos los vicerrectores del Cruch y sus expertos. Presentamos esta malla y la aplaudieron de pie, y es modelo a seguir en otras universidades”.

El ex director, advirtió que los estudiantes que rechazan esta malla “son ignorantes”. Según Román, la modificación de la malla curricular contó con la participación de los alumnos de la Escuela. “La nueva malla no tiene menos horas que la anterior. ¡Mira la ignorancia que tienen! Lo que tiene es menos horas profesor-asignatura”, sentenció Román.

“Hubo gente notable en el CEP que lograron muchas cosas”

El profesor Eduardo Román también realizó una evaluación sobre el Centro de Estudiantes de Periodismo 2015, liderado por Camila Herrera. El CEP durante el paro, Román no dudó en señalar que fue “extraordinariamente bueno. Al CEP le correspondieron muchas tareas ingratas, y hubo gente notable que lograron muchas cosas”.

Román contó que en varias ocasiones se presentó en las asambleas y valoró el respeto y planificación de las reuniones. “Cuando nos acusaron pude decir que nos estaban injuriando”.

“Los estudiantes tienen que caminar y mascar chicle”

La gestión del profesor Eduardo Román como director de la Escuela de Periodismo fue, a su juicio, muy exitosa. Junto con concederse los avances ya descritos, aseguró que “pusimos la calidad y no el discurso politiquero”.

“Soy una persona muy comprometida, pero a los cabros no se le puede vender la pomada. Tenemos muy buenos alumnos, pero si los convertimos en contestatarios y en cabros resentidos no lograremos grandes profesionales. Los estudiantes tienen que caminar y mascar chicle. Por un lado, protestar y cambiar el mundo, por el otro ser buenos alumnos”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.