Ser vegano en la Usach, ¿una dieta extrema?

El local "Donde la tía de la feria" es uno de los puestos que vende frutas y verduras. Fotografía de Camila Amoyao.

El veganismo no es una dieta que está de moda, es un acto social, que ha ido tomando fuerza durante los últimos años en el entorno universitario y en la sociedad.

Tal vez te preguntes: ¿Qué es ser vegano? Es alguien que no consume ni fomenta el uso o consumo de derivados de animales: carne, huevos, leche, miel, seda, cuero, pescados, zoológicos, productos testeados en animales (shampoo, desodorante, bloqueador solar), circo con animales, granjas educativas. Pero ahora, el veganismo se está ligando a más luchas sociales, como el feminismo, el straight edge, luchas ambientalistas, zero waste.

Bryan Vásquez, estudiante de Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Santiago, aseguró que “el que dice que es una dieta está equivocado. Uno puede hacer una dieta por semanas o meses. Yo no podría dejar de ser vegano sabiendo todo el sufrimiento animal que existe”.

El 70% de la tierra es destinada a la producción para alimentar al ganado. Belén Amado, estudiante de Administración Pública del plantel, explicó que no existiría hambre en el mundo si se ocupa un 30% para hacer plantaciones de consumo.  “El veganismo quiere ser una solución ante el cataclismo mundial, por ejemplo, para producir 250 gramos de carne utilizan 2.300 litros de agua, a pesar de que hay sequía”.

Un estudio del Oxford Martin School de la Universidad de Oxford (Reino Unido) publicado el 2016, señaló que, si todo el mundo se volviera vegetariano, las emisiones de la industria alimentaria en general se reducirían casi dos tercios.

¿Hay opciones de comida vegana en la Usach?

Bryan Vásquez comentó que el carrito de frutos secos, con el logo Usach, es la única opción vegana que existe como institución. “Hasta AEDA, agrupación de estudiantes por los derechos de los animales, comen carne de vaca y eso que cuidan a los perritos. El consumo de animales nos afecta a todos y no hay información sobre todas las cosas malas que genera la industria cárnica”.

“Grupos como AEDA se autodenominan animalistas, pero la verdad ellos son ‘mascotistas’. Es bacán lo que hacen, porque no todos se dan la lata de ayudar a los animales que lo necesitan. Pero no tienen en cuenta que mueren más animales para ser alimento de humanos que perros sin hogar”, añadió Camila Olivares, estudiante de la Escuela de Periodismo de la Usach.

“Hasta la misma AEDA para recaudar fondos hacen choripanes. En los quioscos lo que más se venden son las empanadas y los vegetarianas, pero igual le ponen atún pollo, opciones que no son muy ricas”, aseguró Belén Amado.

Sin embargo, voluntarios de la agrupación descartaron la venta de choripanes y de cualquier tipo de carne o lácteo. Además, aseguraron que realizan actividades como la venta de sopaipillas, rifas y colectas para reunir fondos.

Romina Pismante, Coordinadora de AEDA, aclaró que para recaudar fondos hacen diversas actividades donde promueven la adopción de los perritos y dinero. También, realizan un bingo anual donde tienen la oportunidad de vender comida.

“Todo lo que se vende es vegano/vegetariano, nosotros como agrupación no promovemos el consumo de carne, Y para nosotros es súper difícil mantenernos en la línea del veganismo… entonces que se nos recrimine que no lo hacemos cuando si se hace como agrupación da lata, Porque perfectamente podríamos vender choripanes y tendríamos menos trabajo que haciendo hamburguesas de soya. Pero es inconsecuente y lo tenemos súper claro”, indicó.

Existen algunas opciones en los alrededores de la universidad que ofrecen comida vegana. como la tía Yasnis, quien se instala frente de la Biblioteca Central. También, el casino, podría ser una opción, por el nuevo proyecto de ley “Mi menú vegano”, que regula la provisión de alimentos vegetarianos en establecimientos públicos.

A esta alternativa ahora se sumó el conocido local “Donde la tía de la feria”, que volvieron a la universidad luego de varios meses de ausencia. Están ubicados en calle El Belloto con Enrique Kirberg, frente a los torniquetes. Allí ofrecen jugos naturales, ensaladas de frutas, almuerzos hipocalóricos y hand rolls. 

Los cachorros veganos, ¿se excluyen de las actividades?

Este año, Tela Usach está trabajando en una iniciativa que es anti cachorreo. Desde esta semana y la subsiguiente estarán haciendo talleres gratis de tela lira, acondicionamiento físico, yoga y ula ula. Esto con el propósito de que la gente se pueda conocer y respetar la identidad del otro. 

“Muchas cosas que se hacen, en el cachorreo, tientan con tus compañeros. Porque es una tradición, de verdad, cuestionemos las tradiciones, porque era una tradición antes ser racista, machista y tener esclavos. Entonces hasta qué punto eso es positivo”, comentó Belén Amado.

Después de que varias generaciones fueran cachorreadas, desde el 2017 que la carrera de Periodismo dejó de hacerlo y reciben a los nuevos estudiantes con una gran fiesta. Y no tan solo eso, sino que, cada vez que hacen actividades o almuerzos hay opciones veganas y vegetarianas.