Trabajadores de Jardines se organizan contra el abuso

Trabajadores de jardines organizados. Fotografía de Elias Muñoz.

La asamblea de trabajadores de jardines discutió la semana pasada un pliego de demandas con las reivindicaciones centrales. Entre ellas se encontraba el pago de los sueldos y el aumento del salario líquido a $340 mil.

Además, exigen mejorar las condiciones precarias en que laboran, que contemplan la carencia de instrumentos para desempeñar sus funciones, las cuales hoy no se les entrega, tanto por parte de la empresa contratista como de la propia Usach.

Los trabajadores organizados plantean que es necesario lugares dignos de alimentación, separados de los lugares de aseo y baños, lo que genera condiciones insalubres, donde cazar ratones se vuelve parte de la cotidianidad.

En la visita de Edward Gallardo, dirigente de la Confederación de Trabajadores del Cobre y de la CUT, se evidenció la necesidad de la unidad de los trabajadores, y la organización para enfrentar juntos las pésimas condiciones laborales que los mantienen afligidos en la actualidad.

“Esta movilización plantea los primeros pasos de una organización, que por la fuerza demostrada plantea que la organización continua y permanente de los trabajadores es la única medida efectiva para conseguir con las demandas y acabar con el abuso empresarial”, dijo el dirigente de la agrupación Alternativa Obrera.

También se discutió unirse con los trabajadores del aseo y los estudiantes, que vienen solidarizando con la movilización.

Por su parte, la consejera académica de Periodismo, y militante de la Agrupación Combativa y Revolucionaria (ACR), Joselyn Encina, comentó que “la movilización de los trabajadores de la Universidad se da en el marco de la lucha contra el subcontrato en las universidades, y por el paso a planta, que viene de procesos exitosos en la UTEM y las facultades de Derecho e Ingeniería de la Universidad de Chile”, aseguró.

La estudiante argumentó que “las y los estudiantes tenemos que jugar un rol activo en denunciar, tanto a la empresa como a la Universidad por ser responsables de este régimen perverso de trabajo. Es necesario unirnos para luchar por acabar con el subcontrato y por el paso a planta”, puntualizó.